Paisaje Natural de las Dunas de Las Palmas…

Posted on octubre 17, 2016

1


Hubo un tiempo algo lejano en el que Gran Canaria estuvo separada de La Isleta, pero lentamente la arena fue acumulandose entre una isla y otra, formando uno de los espacios naturales más importantes e interesantes de nuestra isla, el Istmo de Guanarteme, un campo de dunas hoy casi desaparecido que ocupaba una extensión de 2,5 km cuadrados y sobre el que actualmente tenemos una parte de la trama urbana de la ciudad y el Puerto…

Su parte más estrecha se encontraba en la actual zona del Mercado del Puerto, donde media unos 200 metros , desde hay se iba ensanchando hasta unirse con Gran Canaria, a sus lados se desplegaban espléndidas playas, como Las Canteras, las Alcarabaneras u otras ya desaparecidas en al zona de La Bahía de La Luz…

Básicamente hoy en día nos quedan dos elementos de aquel espacio natural, La Playa de Las Canteras y La Playa de Las Alcarabaneras, además de un pequeño espacio en la Minilla…

La arena era arrojada por la corriente marina en Las Canteras, luego el alisio la transportaba a tierra firme para posteriormente salir por la Playa de Las Alcarabaneras, era un importante proceso natural de circulación de arena, hoy en día coartado por el desarrollo urbano. Hasta finales del XIX, el viento arrastraba gigantescas dunas nómadas y medanos…

El desarrollo portuario que comienza con la construcción de la carretera hasta el Puerto de 1854 y luego el comienzo de los trabajos de construcción del Puerto de Refugio en 1883, generaron un desarrollo urbano que provocó la urbanización paulatina de todo el Istmo y la posterior desaparición de las dunas…

Las dunas siempre fueron vistas como un peligro, un problema, un inconveniente, anegaba la carretera o incluso las tierras de cultivo, su eliminación era parte del “progreso de nuestra sociedad”

Pero lo cierto es que la arena continua llegando de la misma manera a La Playa de Las Canteras, el problema es que hoy en día, la arena se encuentra con un muro, que la inmoviliza y la acumula en la playa, romper la corriente natural de la arena, esta provocando desde hace mucho tiempo, que mengue la profundidad de la playa y que el valioso ecosistema que forma la “laguna marina” de la barra y la playa se vea seriamente afectado…

La urbanización del Istmo llegó hasta la orilla misma de la playa, realmente se edificó en la orilla del mar, en algunas zonas, no se dejo playa, entre otras cosas, porque en aquellos tiempos, no se valoraba y apreciaba la playa de la misma manera que lo hacemos hoy día… En la zona del Puerto, también se edificó en la orilla misma del mar…

Perdimos el espacio natural de Istmo, miramos atras y muchos se asombran de que la ciudad no conservara ningún pequeño espacio o sector de aquellas dunas. Pero la realidad es que en la actualidad estamos cometiendo destrozos medioambientales incluso mayores de los que en aquellos tiempos se cometieron, por ejemplo la destrucción de los volcanes de La Isleta, el desarrollo portuario destruyó las dunas, esperemos que no continúe destruyendo otros espacios naturales colindantes…

Por tanto, el desaparecido paisaje natural de las dunas de Las Palmas, debe de enseñarnos una importante lección; nuestra capacidad de destrucción del entorno natural que rodea nuestra ciudad es ilimitada… Recuerden que de la Historia o no se aprende nada, o se aprende muy poquito…

 

Anuncios