Pelotas de goma…

Posted on diciembre 8, 2014

0


Uno de los elementos definitorios de la identidad de La Isleta, ha sido desde siempre su fuerte espíritu combativo. Vivimos en un barrio marcado por las luchas y las reivindicaciones obreras y vecinales, recordemos los trágicos sucesos del 15 de Noviembre 1911, en los que fallecieron 6 trabajadores vecinos de La Isleta, la voladura de la Casa del Pueblo en 1936, por la que fallecieron 5 vecinos de La Isleta, los encierros de Abengoa, el triste fallecimiento de Belén María, las innumerables huelgas, etc, etc…

Los años finales de la dedada de los 70 y la dedada de los 80 del siglo pasado fueron momentos de cambios y reivindicaciones portuarias, eran tiempos de transición política y económica en un país que trataba de ir adaptándose a la nueva realidad democrática…

Hace un tiempo @Medinarules compartió en twitter estas interesantes fotos de enfrentamientos de la policía contra vecinos y trabajadores del Puerto. Son un documento muy interesante y que al compartirlos en Facebook, se sucedieron incontables comentarios, muy interesantes, que aportaron un rico debate, sobre al fecha de las mismas y sobre su motivo…

Miguel Angel Hernandez aportó datos e importantes vivencias sobre aquellos sucesos, parece que las fotos pertenecen a la huelga de los marineros de la flota congeladora de ANACEF a la que se sumaron los estibadores.

La huelga  fue convocada por la Comisión de Flota, UGT y CCOO en Agosto de 1988, debido a problemas muy fuertes en la negociación del convenio. Los estibadores se solidarizaron con ellos y la mayor parte del barrio de La Isleta también.

Finalmente tras días intensos de lucha se firmó el Convenio una madrugada a las 5:30 horas. “Por la Administración: delegados de gobierno y de trabajo ( Eligio Hernandez y Juan de Dios Fernandez) Por Portuarios, Remigio Velez (asesor Enrique Araña, por los marineros, principales protagonistas, la Comisión de Flota, por CCOO Felipe Martos, por UGT, un humilde servidor (Miguel Angel Hernandez)…. Es historia vivida y escrita. Por cierto, en la entrada de la antigua OTP, casi nos alcanzan las pelotas de goma a Remigio, a Manolo Perez y a mí.”

Al terminar las batallas campales y firmarse el convecino, los marineros estuvieron repartiendo pescado en el barrio, como agradecimiento a la colaboración de los vecinos.

Otros comentarios, de vecinos que vivieron el acontecimiento son también de lo más interesantes;

Maria Jesus Peña Espadas comentaba Yo me acuerdo de esa manifestacion eran los portuarios la policia cargaban desde abajo no subian muy arriba, porque estaban los isleteros tirando todo lo que veian para abajo”

En mí opinión en este tipo de acontecimientos se desvela con claridad la unión entre el barrio y el Puerto,  y como cuando las circunstancias lo requieren van unidos de la mano…

Anuncios