Las heridas de La Isleta, el paisaje olvidado…

Posted on enero 13, 2014

0


El Paisaje de nuestro Archipiélago nunca ha sido algo que los canarios hayamos considerado como uno de nuestros mayores tesoros, nuestra isla es quizás, el ejemplo más claro y más evidente de lo que hablo. Gran Canaria sufre, por parte de todos nosotros un tremendo desprecio hacia su extraordinario paisaje, simplemente es algo que no cuidamos y mucho menos consideramos.

La Isleta no puede ser menos y su paisaje, calificado por los investigadores de la ULPGC como, la “Pequeña Timanfaya” sufre de un deterioro y desprecio, que dice mucho de nuestra forma de ser y de tratar esta tierra.

Hemos destrozado el Paisaje de La Isleta y el causante principal de este deterioro ha sido el Puerto de La Luz, que gracias a La Isleta se ha construido a unos precios muy bajos.

Tenemos unas infraestructuras portuarias impresionantes. La Isleta además de dar lugar a una bahía extraordinaria, ha suministrado los áridos para la construcción de los muelles, por tanto, el Puerto debería contrarrestar el deterioro medioambiental que ha generado, protegiendo y poniendo en valor lo que nos queda del Paisaje Natural de La Isleta…

La cantidad de canteras de picón y piedra que existen en La Isleta puede sobrepasar la veintena, muchas de ellas a escasos metros unas de otras, son auténticas mordidas a unos volcanes, que a pesar de su protección sufren un desprecio alarmante. Desconocemos a que se ha debido este castigo a estas montañas, las heridas se suceden sin orden, destrozando por completo un paisaje de un gran valor.

El problema más importante lo tenemos con la Cantera de Roque Ceniciento, una cantera de grandes dimensiones a la que le queda mucho por crecer, lo que significa que nuestro Paisaje Natural menguará aún más…

Canteras del Confital

Canteras del Sebadal. Volcán del Vigía.

Canteras de la Zona de las Coloradas

Canteras de La Zona de los Albarderos ( en algunos mapas a esta zona se le denomina los Acantilados)

Anuncios