El Castillo de La Luz y su vida cultural isletera

Posted on octubre 15, 2012

2


Cartel de la U.P. promocionado actividades culturales realizadas en el Castillo

El Castillo de La Luz es todo un símbolo de nuestra ciudad, es el elemento más significativo y que mejor refleja la dilatada historia de la Bahía de La Luz. En sus muros se puede leer la historia pirática de la ciudad…

La edificación ha estado muy integrada con la vida cultural del barrio de La Isleta en las últimas décadas.

Lo primero que se nos viene a la mente son las exposiciones de arte en el Castillo, muchas de ellas medio-ilegales, cuando la ciudad no tenía museos de arte contemporáneo, en los primeros años de la democracia…

Pero en eso no queda la cosa, durante años la Comparsa los Caribe, la Pionera, ensayo en el Castillo, son muchos los isleteros que recuerdan con cariño y nostalgia cuando tal o cual amigo les dejó la llave del Castillo porque tenían que llevar o hacer algo…

Junto a esto las primeras galas de la Reina del Carnaval en los años 70, se hacían en el parque del Castillo de La Luz… Nuestro Castillo tiene una historia muy interesante y poco tratada en relación a los primeros años del resurgir del Carnaval en la ciudad.

La Universidad Popular de La Isleta, una de las primeras de la isla, realizó en los años 80 no pocas actividades en el Castillo, charlas, talleres de folklore y baile canario, ensayos de teatro, exposiciones etc, organizadas y desarrolladas por vecinos…

A todo esto hay que sumar las numerosas exposiciones, recuerdo una de Pepe Dámaso, que visite cuando estudiaba en el Lechuga u otra de la inquisición, maquetas de aviones, insectos, etc… que mantenían a los vecinos entra y sale del Castillo…

Lo que queremos resaltar con todo esto, es simplemente que el Castillo de La Luz y el barrio de La Isleta han tenido una vida cultural en común, y que los vecinos del barrio, han cuidado, protegido y disfrutado del Castillo de La Luz… Seguro que se nos quedan muchas más actividades en el tintero…

Comparsa Los Caribe, ensayando en la azotea del Castillo de La Luz, finales de los años 70.

Anuncios