Sequía y hambre; en los orígenes del barrio de La Isleta

Posted on abril 1, 2012

2


Fuerteventura, bella y pura como pocas islas en el mundo...

Alguna vez te has preguntado por qué emigraron tantos isleños de Fuerteventura y Lanzarote al barrio de La Isleta a finales de 1890… estas breves lineas extraidas de un museo de Fuerteventura (Casa de los Coroneles, La Oliva) te sacarán de dudas…

La sequía, cada poco tiempo, se presenta de una manera terrible, desastrosa: ¡la sed!, ¡el hambre!, ¡la muerte! Se desarrollan implacables. Sin agua y sin víveres, presentase un verdadero cuadro de espanto y desolacion (…), paralizados los trabajos rústicos y urbanos, los jornaleros envueltos en la misería, demandando de puerta en puerta pan y agua para sí y para sus hambrientos hijos; y mientras tanto la emigración constante de aquellos desgraciados…

Semanario Las Canarias. Madrid, 13 de agosto de 1909

En otro documento redactado por vecinos de La Matilla (Fuerteventura) de 1817 podemos leer lo siguiente;

La necesidad y la misería en que se ven los vecinos de esta isla, por la esterilidad del territorio y cortedad de los años, especialmente los de aquel pueblo y otros, de sus pocos arbitrios, como que únicamente viven del labor, los ha puesto varias veces en estado más mendigo, de suerte que ha llegado el caso de abandonar sus hogares algunos, y marchar a buscar el socorro fuera de estas islas.

Parece increíble si hablásemos ante extranjeros, pero aseguro que mayores miserias y cosas más lastimosas han sufrido estos naturales en todos tiempos, y que de esta verdad no habrá uno en Fuerteventura que tenga duda.

No hay en Fuerteventura fondos públicos a donde recurrir tantos infelices en el territorio caso del hambre y la pobreza. No hay comercio, y no hay hombres que puedan conservar fondos para socorrer.

Estas son nuestras raíces y es bueno no olvidarlas, es fundamental entender los motivos que hicieron que tantas familias vinieran a trabajar al Puerto de la Luz, un foco que a partir de 1883 demandaba mano de obra… hoy en día llegan a nuestra tierra de otras latitudes mundiales, por similares problemas…

Anuncios