Ofrenda poético-floral, Centernario 15 de Noviembre de 1911

Posted on noviembre 17, 2011

0


El próximo 15 de noviembre de 2011 hará 100 años de un hecho traumático co-
lectivo que conmocionó a la isla entera de Gran Canaria ante la tragedia, y que
generó una ola multitudinaria de apoyo y solidaridad con las familias afectadas:
la primera matanza de obreros en Canarias.

El miércoles 15 de Noviembre de 1911 se repetían las votaciones municipales en el colegio
electoral sito en la calle de La Marina, perteneciente al distrito electoral de Molino de
Viento, en el barrio capitalino grancanario de Arenales. Se desarrollaba unas elecciones
locales reñidas entre el Partido Liberal (de Fernando León y Castillo) y el Partido Republicano
Federal (de José Franchy y Roca).

La Guardia Civil, movilizada en las inmediaciones, disparó sobre una concentración popular
de carácter pacífico a las puertas del colegio electoral, resultando muertos seis trabajadores
portuarios y vecinos de La Isleta, seis hijos del pueblo y del trabajo: Pedro Montenegro Gon-
zález, Cosme Ruiz Hernández, Juan Torres Luzardo, Vicente Hernández Vera, Juan Pérez
Cubas y Juan Vargas Morales.

Nuestra ciudad de hoy se ha construido también con el sacrificio de anónimos héroes
civiles, como aquellos seis obreros portuarios asesinados vilmente. Hoy nos enfrentamos a la
pérdida de derechos logrados con el sacrificio de nuestros antepasados, pagados con el sudor
y la sangre de los mejores hijos e hijas del pueblo.

Recuperemos esta efeméride como elemento simbólico configurador de la historia de la
ciudad, colocándola nuevamente en la agenda de celebraciones histórico-culturales de Las
Palmas de Gran Canaria. Para que sirva de espacio de encuentro y momento de unión de la
ciudadanía palmense.

Rescatemos para nuestro pueblo y la memoria colectiva de la ciudad el recuerdo de lo
sucedido el 15 de Noviembre, momento en el que también hunden sus raíces nuestra perso-
nalidad colectiva. Como generación presente mantengamos vivos los rescoldos de la memoria,
respondiendo al encargo que nos hace la Historia.

Anuncios