Prohibido el paso, Zona Militar

Posted on junio 28, 2011

11


Visita a los restos de las baterías militares de La Isleta

LA ISLETA MILITAR

Lo que vas a leer a continuación es una pequeña explicación de por qué y cómo se produjo la adquisición de La Isleta por los militares.

Para que te sitúes esta historia sucede en 1898.

LO QUE PASABA EN EL MUNDO

A finales de 1890, corrían tiempos difíciles para España en la esfera internacional, este antiguo imperio colonial estaba a punto de perder sus últimas posesiones ultramarinas.

Corría el año 1898, Estados Unidos declara la Guerra a España, Cuba se independiza. Al acabar la guerra sorprende la fuerza de la Armada estadounidense, en toda España circula el pánico de una posible invasión por parte del país americano.

¿Y QUÉ TIENE QUE VER ESTO CON LA ISLETA?

Tras perder Cuba, Canarias se convierte en la frontera Sur en medio del Atlántico.

La Isleta contaba ya con uno de los mejores puertos internacionales de la zona, la defensa de la bahía era crucial.

Las obras para establecer las baterías de costa, que defenderían el puerto y la ciudad de un ataque por mar, se aceleran y de hecho la mayoría empezaron a prestar servicio en 1899.

Cuadro de las 6 Baterías de La Isleta y el año de puesta en servicio (una batería es un conjunto de cañones anti-buque, colocados estratégicamente en tierra)

Nombre                        Año                Situación

Loma Las Coloradas-    1899-             Carretera del Faro

Confital-                           1899-             En el camino del Faro

Faro-                                 1899-             Montaña del Faro

Roque Ceniciento-         1899-             Al Norte en la orilla del mar

Vigía-                                1899-             Montaña del Vigía

Esfinge-                            1916-             Entre El Roque y San Fernando

Como es lógico estas instalaciones requerían un  total aislamiento de la población civil, por lo que en 1898 se expropia de forma forzosa los terrenos necesarios para aislar las instalaciones.

El propietario de prácticamente toda La Isleta era desde 1871 Don Pedro Bravo de Laguna y Joven, la había adquirido por unas 37.750 pesetas y fue el último dueño de esta finca.

Se llegó a realizar un muro y se montó un servicio de caballería para su vigilancia. El lado positivo es que de no haberse producido la expropiación, el actual barrio abarcaría probablemente la mayoría del perímetro de La Isleta.

Restos de las baterías militares de La Isleta, sobre estas bases estaban colocados los enormes cañones

Anuncios
Posted in: Militar